Importancia de la raza

Este perro tenía gran importancia para los antiguos pobladores de México, ya que era representante del dios "Xolotl".

  

  

El décimo día del calendario Azteca era representado por un Xoloitzcuintle, antiguamente llamados "Itzcuintli".

  

  

Estos perros tenían muchos usos antiguamente, eran excelentes guardianes, muy buenos compañeros y mantenían a sus dueños calientes en los días de frío.

  

  

Se cree que por su complexión física pudieron llegar a ser utilizados para la caza.

  

  

Estos animales prehispánicos, fueron realmente sacrificados por los antiguos pobladores de México en ritos funerarios, para acompañar al alma del difunto al "Mictlán" (el cielo), bajo un ritual muy estricto y protocolario, durante este sacrificio, sólo eran abiertos en canal y sus vísceras se comían como parte del ritual (contrario a lo que se pensaba de que eran animales de consumo diario); el ejemplar sacrificado era cocido y sepultado a lo largo de su amo.

  

  

Una vez al año (en el solsticio de Verano) eran sacrificados varios ejemplares en honor al Dios Tláloc para que les brindara abundantes lluvias; una vez efectuado el ritual eran consumidos por todos los asistentes, de acuerdo a su importancia y jerarquía.

  

   

Eran representados en vasijas, figuras de barro, en pinturas e inclusive en templos.

  

  

Alrededor de 1935, algunos Maestros de la Plástica Mexicana los adoptaron como fuente de inspiración para sus obras.

  

  

Pueden ser utilizados en competencias de agilidad, obediencia, guardia y protección, rastreo, cobradores y en rescate.

  

  

  

  

  

  

  

  

© XolosMiniatura 2004

Criando y mejorando la raza desde 1995.

 

 

 

 

 

XOLOITZCUINTLES MINIATURA Promoviendo sus dos variedades (con y sin pelo)